La Marea y la regeneración del periodismo

Publicado: abril 30, 2013 en Aitana García Cantos
Etiquetas:, , , ,

Aitana García

PR09_LAMAREA_300413_AITANA GARCÍA

Cuando los malos augurios reinan por doquier y la prosa apocalíptica recae sobre el periodismo, las alternativas en la profesión son recibidas como agua de mayo. La Marea es una de ellas. Este nuevo medio es quizás una de las apuestas más arriesgadas y valientes que ha aparecido recientemente como un modelo innovador que aboga por la calidad de sus informaciones. Toni Martínez, ex periodista de Público y socio fundador de La Marea, explicó a los estudiantes de periodismo de la Universidad Miguel Hernández de Elche cómo nació el proyecto, cuál es su funcionamiento y qué objetivos persigue.

En medio de la crisis que azota el país y a los medios de comunicación, de un tiempo a ahora la palabra ERE brota con pasmosa regularidad en los periódicos.  De la misma forma, el diario Público, sobre el que residía la esperanza de muchos lectores, anunció también el suyo, a pesar de haber colmado sus páginas de críticas a la nueva legislación laboral. Jaume Roures, conocido como el Millonario Rojo y director de Público, se deshizo del 85% de la plantilla del periódico y cerró su edición en papel. Sin embargo, ahora Toni Martínez agradece un despido que le ha permitido junto a otros compañeros formar parte de los nuevos medios que afloran: el periodismo celular. Un periodismo de medios “pequeños” que trabajan productos de calidad y sin más ambiciones que la viabilidad y el ser autosuficientes.

esta si

Número 1 de La Marea

El proyecto de La Marea hace alusión al cambio social. En España son múltiples los movimientos que se han producido en los últimos meses, desde el 15-M en 2011 hasta la marea verde por la defensa de la educación pública o la blanca por la sanidad. En esta línea, este medio presenta un planteamiento innovador: la cooperativa periodística.  MásPúblico es el nombre de  esta asociación autónoma de trabajadores que se han unido de forma voluntaria para desarrollar una administración democrática del negocio. Haciéndose acopio de la afirmación del sabio Sampedro que afirmaba que “el poder emborracha”, el poder tiene un carácter horizontal en la cooperativa y el consenso es fundamental en la toma de decisiones para evitar la presión de los  grandes grupos de comunicación.

El referente de este modelo empresarial es el proyecto Tageszeintung, que se inició en Alemania en 1978. TAZ estaba formada por “jóvenes que militaban en movimientos pacifistas, feministas y antinucleares. La mayoría no eran periodistas, sino personas que no estaban de acuerdo en cómo los medios tradicionales trataban los asuntos que ellos defendían”, según explica Konny Gellenbeck, coordinadora de la cooperativa TAZ, en el número 1 de La Marea. Asimismo, cabe señalar que antes de materializar el proyecto, la cooperativa consiguió publicar dos números especiales en papel gracias al crowdfunding.

toni BIEN

El periodista Toni Martínez explica el proyecto de La Marea

Quizás la peculiaridad más notoria de La Marea es su apuesta por el formato papel. En pleno s.XXI, cuando internet es la gran baza de todos los medios de comunicación, este periódico permanece en la red aportando sus informaciones de manera abreviada y fija sus objetivos en el papel. De esta manera, La Marea sigue la estela de precedentes como el diario alemán Die Zeit, cuyo director, Giovanni di Lorenzo, afirmó en 2010 que su éxito fue “estudiar en detalle las necesidades de los lectores, ignorar los consejos de los asesores de medios y continuar publicando artículos largos, serios y muy documentados” (p. 309, Montagut, Albert; Newpaper). Pero, ¿por qué? La explicación reside en desechar las informaciones insípidas, precocinadas y que se escapan de la memoria del lector tan rápido como llegan; el fin de este producto es ofrecer manjares informativos que queden registrados en el individuo. Por esta razón, se aboga por un periódico mensual que preste especial atención al análisis en profundidad de temas de política, economía, sociedad y cultura. Además, el reportaje del nº 1 “Los poderes que dictan nuestras leyes”, en el que se pone de manifiesto las relaciones de interés entre importantes políticos nacionales y grandes empresarios, demuestra la visión propia que caracteriza a La Marea.

La Marea sorprende. Esa voluntad que expresa Toni Martínez de comunicar un periodismo “libre de intereses particulares empresariales y políticos, transparente y democrático” ilumina la esperanza de una profesión que no se acaba, sólo se adapta al ecosistema. Sus principios dejan entrever una conciencia social solidaria y con una ética loable:

“La defensa de lo público, de la igualdad y de la laicidad; la economía justa, la memoria histórica, el trabajo digno, el medio ambiente, el derecho a la vivienda y la cultura libre son los principios que inspiran nuestro trabajo. También el interés por los movimientos sociales y la regeneración democrática.”

En aras de una también regeneración de los medios de comunicación, La Marea representa ese periodismo que se creía moribundo. Su independencia y la convicción con la que defiende sus valores son un halo de luz para una profesión que renace justa y libre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s